jueves, 11 de noviembre de 2010

Lamento por el Sahara Occidental

Tenía pensado escribir un post sobre lo que está pasando en estos momentos en el Sahara Occidental, y la indignante indiferencia al respecto por parte de los llamados "estados democráticos", en especial de España: el Sahara es, ahora más que nunca, una herida abierta en la dignidad de nuestro país. Como digo, tenía pensado reflexionar sobre este tema cuando he leído el artículo que, a este respecto, ha publicado en uno de sus blogs el poeta Enrique Gracia. Lo reproduzco aquí tal cual podéis verlo en su página, incluyendo la ilustración (de su propia autoría) y los enlaces que nos recomienda:

"Vergüenza por el Sahara" - de Enrique Gracia Trinidad

Enrique Gracia Sahara Occidental
Dolor en el Sahara Occidental (dibujo de EGT)

Hay muchas cosas en mi país que me avergüenzan. En estos días esa sensación es casi insoportable.
El Gobierno español y otros poderes de este país --y de muchos-- callan de manera infame ante las atrocidades que se están cometiendo en el Sahara Occidental, miran hacia otro lado, no toman una posición clara y fuerte. Se convierten en cómplices de las mayores barbaridades que lamentablemente pueden ocurrir.
El Gobierno marroquí sigue su trayectoria de apoderarse de ese territorio, sigue con su política tan llena de mentiras y trampas, azuzando civiles, incumpliendo lo que les da la gana, con su muro, su violencia y su descaro. Un país, un gobiero, que se pasa por el forro de la chilaba las resoluciones de la ONU, de los tribunales internacionales y de quien sea.
Lo que más me duele es que nuestro Gobierno está dando la espalda a los saharauis, indignidad que se está convirtiendo en lamentable costumbre.
Priman los intereses esconómicos marroquí-españoles, las estrategias políticas, la protección de los negocios... Por eso el rey Juan Carlos anda a partir un piñón con el monarca alauita; hasta de "hermanos" se tratan. Y por eso no hay condena rotunda, no hay intervención decidida, no hay movimientos valientes y firmes.
Los negocios antes que las vidas humanas, antes que evitar el sufrimiento de los débiles, antes que parar los pies a unos vecinos díscolos y taimados que no paran de hacer lo que les da la gana (desde la Marcha Verde hasta esto de ahora ¡que se veía venir!)
Hoy me da mucha vergüenza ser español.

Sugiero ver los enlaces:
Caos político y diplomático
Marruecos contra la prensa
Caza a los saharauis
El polisario acusa a España...
Publicar un comentario en la entrada