martes, 25 de marzo de 2008

Gretel

Hubo otro tiempo en el que tuve voz
me amaban
sí, me amaban
me amaban y yo amaba con las alas abiertas
orgullosa del viento que cantaba mi nombre.
Era otro tiempo.
Un pasado de arena que ahora anega mis ojos
cuando intento ponerte la etiqueta
que me ayude a saber si tú…
si fuiste tú o acaso…

Sólo arranco papeles amarillos.
Pequeños y cuadrados papeles amarillos
como guijarros.
Un sendero de pistas para saber quién soy
y quién es esta gente de mirada vidriosa
que pregunta

pregunta

me pregunta
sin que yo sepa donde se encuentra la respuesta.

Me llaman madre y eso no es posible.
Me empujan y me traen
y este sendero
de notitas pegadas a las cosas
no conduce a la casa de la bruja
ni me lleva hasta Hansel
ni me dice quién soy
qué soy
quién eres.

Poema de Gracia Iglesias que formará parte del libro "La mujer rota" que prepara Literalia Editores para su publicación en 2008 durante el centenario del nacimiento de Simone de Beauvoir, y en homenaje a las mujeres rotas del mundo.
Publicar un comentario en la entrada