sábado, 18 de octubre de 2008

XXXV Concurso de Cuentos "Hucha de Oro"


Queridos amigos, elefantes blancos que pobláis este vals con vuestras visitas y me honráis con vuestros comentarios, hoy he recibido una grata noticia que deseo compartir con todos vosotros.


Mi relato titulado “SANDALIAS” ha resultado FINALISTA en la 35ª edición del CONCURSO DE CUENTOS “HUCHA DE ORO” que convoca anualmente la Fundación de las Cajas de Ahorros.


Recibiré por ello 300 euros de premio y una escultura conmemorativa. El acto de entrega de galardones tendrá lugar el día 24 de noviembre en el Casino de Madrid. Por supuesto, prometo dar cuenta de la fiesta en esta bitácora llegado el momento.

El primer premio, dotado con 30.000 euros ha sido otorgado a José Antonio Abella Mardones por su relato “El fin de las palabras”. Eloy Serrano y María Paz Hinojosa han obtenido el segundo y tercer premios respectivamente. Desde aquí quiero transmitir mi enhorabuena a los tres ganadores y al resto de finalistas que comparten conmigo el honor de haber obtenido el aplauso del jurado en un premio al que, por su prestigio y por su consolidación a lo largo de los años, se presentan en cada convocatoria miles de ejemplares procedentes de todo el globo (aunque especialmente de España e Hispanoamérica por la obvia cuestión del idioma). Por lo que sé de cada uno de los ganadores, todos son escritores laureados y su calidad narrativa es excelente, lo que hace que me sienta todavía más orgullosa de esta mención especial.

Al parecer las plicas se abrieron en septiembre y la lista de ganadores está publicada en internet desde el día 30 de ese mes, pero esta Domadora despreocupada se ha tenido que enterar hoy por carta.

En las convocatorias anteriores este premio ha estado acompañado por la edición de un libro que recoge todos los relatos finalistas y galardonados, lo que me hace suponer que FUNCAS hará lo mismo en esta ocasión. Por ese motivo no me atrevo a publicar aquí mi cuento íntegro todavía, por si eso violase alguna regla del concurso. Sin embargo sí puedo reproducir el primer párrafo ¡Igual así os entran ganas de leer el resto cuando salga el libro!

SANDALIAS

Cuando me lo contó por primera vez lo tomé como uno más de esos juegos absurdos a los que era tan aficionada. Después de varios años de vida en común ya me había acostumbrado a ellos; formaban parte de su personalidad. Como la amaba profundamente puede decirse que incluso llegaron a gustarme todas sus chifladuras, eso que la hacía tan diferente a todos; tan única.



Por si alguno siente curiosidad, mi pseudónimo fue “El original Marqués de Carabás”. ¡Qué queréis, siempre me ha gustado “El gato con botas”! La verdad es que ya ni siquiera lo recordaba.
Publicar un comentario