domingo, 8 de mayo de 2011

'Gritos verticales' de Gracia Iglesias, una poeta en conflicto

GuadaQué.com - Noticias - Cultura

Blanca Corrales - Sábado, 07 de Mayo de 2011 13:01

Gritos verticales, Gracia Iglesias, Ana Rossetti, Rafael de Lucas, Cangrejo Pistolero, Teatro Moderno“'Gritos verticales' es un libro existencial, donde las imágenes se van precipitando más allá del objeto real que las palabras evocan. Y en este allá encontraremos tejados en madrigueras, contemplación y estremecimiento, alguien en sueños y en pesadillas, alguien interior…, pero sobre todo hay una sobrecogedora belleza palpitando en el fondo del desasosiego, y en el temblor de su escritora”.
Así define la escritora Ana Rossetti el quinto poemario de la poeta alcarreña Gracia Iglesias, que ayer era presentado en el teatro Moderno de Guadalajara, de una manera inusual, con puesta en escena de los versos. La pena fue que una vez más se demostró que la poesía está huérfana de compañía y apenas comparecía una veintena de personas entre el público asistente.

Es un precioso “libro objeto” que cuenta con las ilustraciones de Ana Arcas, y una esmerada edición a cargo del “Cangrejo Pistolero”, que ha visto la luz gracias las a ayudas a la creación literaria que concede el Gobierno Regional, tal y como explicaba el director general de Promoción Cultural, Rafael de Lucas, quien participó en la presentación, reconociendo a la autora como “una mujer especial y una escritora excepcional”, “una mujer que vive por para y según la escritura” (citando a Pedro García Chain).

De Lucas apuntó que en la primera convocatoria de estas ayudas a la creación literaria se han concedido 19 subvenciones, de las cuales, 12 libros ya se han publicado, siendo este el primero en presentarse. “Si son todos tan buenos como éste puedo asegurar que para el Gobierno de Barreda es una experiencia gratificante que vamos a mantener en posteriores ejercicios”.

“Quiero salvar la crisis con poesía”, dijo Antonio García Villarán, responsable de la editorial el “Cangrejo Pistolero”, encargada de dar forma a la publicación, con la osadía de ser uno de los pocos sellos editoriales dedicados en exclusiva a la poesía, con cinco años de existencia y treinta títulos ya publicados.

Las ilustraciones que completan esta obra, que también son gráfica poética, han surgido de los pinceles de Ana de Arcas, quien explicó el proceloso camino de comprender la intimidad de la autora como primera propietaria de la evocación de sus versos.

Y en el prólogo, el certero análisis de la poeta cordobesa Juana de Castro, recientemente galardonada con el Premio de la Crítica, quien da la bienvenida a Gracia Iglesias al conflicto que supone “la conciencia del tiempo, de la vida: de la muerte”.

Gracia Iglesias, Gritos Verticales, Cangrejo Pistolero, Teatro ModernoUna poesía coreografiada

Ana Rosetti contaba que vio nacer a Gracia para la poesía, en 2002, con su primer poemario ”Sospecho que soy humo”, y que a partir de entonces, “ha ido adentrándose más y más, en ese proceloso mar de las palabras, convirtiéndolas en imágenes inesperadas, haciéndolas saltar fuera de las páginas para tomar formas distintas a la tipografía, coreografiándolas, representándolas, tomándolas y convenciéndolas, con todos los medios a su alcance, para que suelten su tesoro secreto”.

No hacía sino anunciar el perfo-recital que venía a continuación, con esa puesta en escena de los versos, donde la propia autora realizó una ilustración viva de los mismos, con el ahogo de un traje hermético, apuñalando una cebolla, descuajando una calavera o marcando con la música del salterio la angustia de su interior, porque como dice Gracias Iglesias en su libro, “no se puede escribir desde el vacío”.
Publicar un comentario