domingo, 26 de abril de 2009

Kurier - 12 de abril de 2009 (fragmento traducido)

La amiga Ángela Mallén ha tenido la gentileza de enviarme una traducción de lo que el periódico austriaco Kurier decía sobre esta Domadora en su artículo del 12 de abril de 2009:

ADÓNDE IR EN BURGENLAND

Simposium y exposición

Ni un paso, ni una línea sin premeditación

Artistas de Austria, España, Francia, Japón y América invitan a la inauguración con una performance en vivo.

Cuatro días estuvo encerrada en una jaula de plexiglas. Voluntariamente. Ella misma diseñó la habitación transparente. El pasado febrero gateó hasta la entrada. Allí, en medio de Sevilla, podía verse a Gracia Iglesias casi como tras un escaparate -la única salida posible era un agujero a una altura inalcanzable- Sólo contaba con un pequeño váter químico, pero nada para comer o beber” cuenta la artista española. “Dependía de la gente que pasaba por allí. ¿Adivina quién me pasó por la ranura la primera cosa de comer: un vagabundo?” Para Iglesias no se trataba sólo de sobrevivir. Recogía libros a través de una rendija que había en el cubículo. Parece que la gente regaló tantos ejemplares que pudo escalar por ellos hasta alcanzar el agujero de salida. “Unos 15.000 libros me entregó la gente” dice. Y todos fueron enviados al Sahara, donde se les entregará a una minoría de habla española con escasa capacidad adquisitiva. “Mi lema: liberar los libros”.



No está demasiado mal lo que la periodista escribió, teniendo en cuenta que ella había visto las fotos y los vídeos de la performance en mi blog y en otras páginas españolas que no comprendía, y que cuando me preguntó al respecto nos tuvimos que comunicar en un inglés más que regular por ambas partes. Me temía lo peor pero, en líneas generales y salvo algún detalle, parece que entendió el concepto.

Muchas gracias, Ángela, por tan buena y generosa traducción.
Publicar un comentario en la entrada