martes, 29 de abril de 2008

Punta Umbría

Mañana me voy a Punta Umbría, a participar en EDITA'08. Es mi primera vez, aunque el encuentro lleva quince años celebrándose. Allí realizaré una actuación, pero lo más importante es que encontraré a muchos amigos de la literatura y conoceré a otros nuevos. A la vuelta prometo fotografías y, si se tercia, algún vídeo también.
¡Hasta la vuelta!

domingo, 27 de abril de 2008

El dragón que se comió la esperanza

Érase una vez, un Dragón Tragón que se comió todos los sueños y las esperanzas del mundo. Por cada sueño tragado, al dragón le había crecido una enorme burbuja, y cada una de ellas era de un color distintos, porque también eran distintos los deseos de los niños a los que había arrebatado la alegría.

Por suerte, el dragón se había vuelto perezoso. Con tanta felicidad a sus espaldas, apenas salía de su cueva, porque no necesitaba nada más para vivir que la alegría que guardaba en sus relucientes jorobas. Por eso, cuando la mujer más sabia del lugar pidió a las damas y a los caballeros más valientes que le dieran caza, sólo les hizo falta un poco de astucia y la protección del Hada Plateada para llevar a cabo su hazaña.




Con gran alboroto y manojos de plumas de aves tropicales, los miembros de la avanzadilla lograron hacer que el dragón se retorciera de cosquillas y saliera de su refugio en busca de lugares más tranquilos.



Pero alguien había anunciado a los cuatro vientos la llegada del Dragón Tragón a un bonito pueblo situado en medio de un bosque, y los niños y niñas de aquella villa a la que el dragón había robado la esperanza se unieron para dar caza al monstruo y liberar el precioso material con que cubría su cuerpo.

Todos a una se abalanzaron sobre el perezoso y lento Dragón Tragón para explotar los coloridos globos. Cada vez que uno estallaba, de su interior renacía un sueño, un poema, o una esperanza y, al tiempo que el mundo volvía a recuperar la luz que emanaba de las sonrisas infantiles, mientras sus voces entonaban los versos que caían en sus manos, el dragón se iba debilitando hasta que, vencido, se deshizo en un montón de polvos arcoíris que la brisa de la mañana se encargó de barrer con un beso de sol perfumado en jazmines.

video

Esta actuación infantil de La Domadora de Elefantes, titulada "Entre todos", tuvo lugar ayer, día 27 de abril de 2008 en el Parque de la Concordia de Guadalajara, con la colaboración de Laura Rincón como pregonera y Celia González Iglesias como Hada Plateada. Se realizó con motivo del Día de la Esperanza de la ONG Intermón Oxfam.

Fotografías: Rafael Iglesias / Vídeo: Pedro A. García Chain

Para escuchar el vídeo sin interferencias apagad el sonido general del blog en el casete que aparece más abajo en la barra lateral.

sábado, 26 de abril de 2008

Día de la esperanza

Mañana domingo, 27 de abril de 2008, la ONG Intermón Oxfam celebra en 47 ciudades de España el Día de la Esperanza, un acto simbólico en contra de la injusticia económica y política que hace que millones de personas en el mundo sufran esclavitud, persecución, pobreza y hambre. He aquí un fragmento del manifiesto que se leerá al mismo tiempo en todas las ciudades:


“Un Día para la Esperanza para pedir a la comunidad internacional que asista y proteja a los civiles atrapados en guerras o desastres naturales. Es su obligación pero, desgraciadamente, no siempre la cumple. Para nosotros, la acción humanitaria también implica denuncia e incidencia política (…) Sólo si actuamos juntos lograremos reducir el sufrimiento de millones de personas en todo el mundo”


La Domadora de Elefantes ha sido invitada a participar en Guadalajara, con una actuación orientada especialmente a los niños que tendrá lugar en el Parque de la Concordia de la capital alcarreña, a las 12,30 horas.




El happening, que lleva por nombre "ENTRE TODOS", es una adaptación de la performance "Salvadme" que La Domadora ha realizado en varias ocasiones dirigida a un público adulto.

En esta ocasión los globos estarán preñados de versos infantiles y la acción tendrá lugar al aire libre, introduciendo un elemento nuevo de sorpresa para aquellos transeúntes que pasen por el lugar desconocedores de lo que allí está ocurriendo, ya que se verán envueltos, sin pretenderlo en una nube de color, de poesía y de solidaridad.

domingo, 20 de abril de 2008

Vals en el Bambú






Una vez más La Domadora de Elefantes hizo bailar a su manada de paquidermos al compás de las bellas notas de un vals de Shostakovich.






Fue ayer sábado, día 19 de abril, en el Café Bambú de Colmenar Viejo; un refugio tropical donde la mujer-árbol se deshojó de nuevo para resucitar convertida en palabras vivas por el milagro de la poesía.


En la intimidad de la noche, espíritus y sirenas, insectos y amantes surgieron de las esquinas del silencio, mientras un otoño de versos cubría el suelo en ese refugio cálido, y fuera, la lluvia espejaba el mundo llenándolo de promesas.


Sí, llovía. La bendición del agua lamía el foco inmenso de una luna redonda como una madre encinta. No hay una luz mejor para hablar de esperanza.


FOTOS: Pedro G. Chain

Para escuchar el vídeo sin interferencias apagad primero la música de fondo del blog en el casete que aparece más abajo en la barra lateral

video

miércoles, 16 de abril de 2008

Lo admito

He de confesar aquí,
desde el hueco que dejan las palabras sobre el tiempo vacío,
públicamente y a riesgo
de parecer
tremendamente cursi,
que vengo percibiendo en mis pulmones
en los últimos días
un vértigo infinitamente humano
que me llena de sed
y me parece
-siento vergüenza hasta de pronunciarlo-
me parece que incluso
podría ser amor.

Me he enamorado.
De la dureza de una piel sin nombre
oscura
surcada por los años de indefinida espera.
De sus yemas tendidas hacia mí
aunque no me comprende ni me sabe.
De un silencio que guarda el rumor de mil vidas invisibles.

Estoy loca de amor por la impudicia
con que muestra a mi paso sus encantos
sin reparar
en si voy o si vengo ,
si estoy acompañada o cruzo sola
delante de su espléndida figura de ambigüedad certera.

Debo de confesar,
debo decirlo,
que me hiere los ojos la hermosura
de las flores que adornan su desnudo.

He de admitir,
lo admito,
que estoy enamorada de ese árbol.



martes, 15 de abril de 2008

Concierto de Cuerda I

Contrabajo

Para llenar mi generoso pecho
de padre que vigila atentamente
los pasos de sus hijos
y con su voz de roca los conduce
los abraza, los duerme
los despierta…
necesito de ti.

Necesito tu pulso que en el mío
palpita con un alma de montaña,
que me vuelve gigante,
Orión interrogado por las musas
detrás del firmamento.

Tú que arrancas de mí versos tan tristes
como ballenas blancas
o acaricias la crin de mi silencio
para hacerme temblar,
abárcame,
comprende,
confúndete en mi ser
transpositor
de cuerda.

jueves, 10 de abril de 2008

Igualdad de oportunidades




Tijera discapacitada a causa
de un accidente laboral,
aún en buena forma,
busca trabajo como abrecartas
en escritorio doméstico
sin muchas pretensiones.
Abstenerse aquellos
que sólo reciben correo electrónico.

lunes, 7 de abril de 2008

El globo

Mientras subía y subía, el globo lloraba al ver que se le escapaba el niño. (Miguel Saiz Álvarez)

Encontré este micro-relato en la página Encofratasparadise, encabezada por el inefable "El Dinosaurio" de Monterroso. Allí hay muchos otros, de los que he seleccionado un par más, pero, sin duda, "El globo" es mi favorito.

Tempus fugit
Encima de un enorme iceberg a la deriva por el Atlántico Norte, un señor de Cuenca, funcionario de correos, y un pingüino discutían por el precio de un sello. El debate era agrio, visceral, a cara de perro, y quizás hubiera durado días, meses, años. Pero el iceberg no. (Eloy Mon)

Este tipo es una mina
No sabemos si fue a causa de su corazón de oro, de su salud de hierro, de su temple de acero o de sus cabellos de plata. El hecho es que finalmente lo expropió el gobierno y lo está explotando. Como a todos nosotros. (Luisa Valenzuela)

Manzana
La flecha disparada por la ballesta precisa de Guillermo Tell parte en dos la manzana que está a punto de caer sobre la cabeza de Newton. Eva toma una mitad y le ofrece la otra a su consorte para regocijo de la serpiente. Es así como nunca llega a formularse la ley de gravedad. (Ana María Shua)

miércoles, 2 de abril de 2008

Valiente

Le daban miedo las pisadas
las puertas entreabiertas
las cortinas
los pies de las esfinges
la lengua de los gatos.

Le asustaban la risa de los viejos
y las fotos de niños con corbata
los osos de peluche
las gaviotas de cine
de los años sesenta.

Temía sobre todo
ver llorar a su padre
recorrer un pasillo
cortarse con papel
y morir cada noche.

Pero era tan valiente
que miraba a los ojos
y derramaba el alma
y decía te amo
y era cierto.

Poema perteneciente al libro "Aunque cubras mi cuerpo de cerezas" y foto de la presentación que tuvo lugar en la galería Catarsis en octubre de 2005. Este poema es quizá el favorito de Alfonso González-Calero y a él se lo dedico, aunque sé que rara vez pasa por aquí porque la tecnología no es lo suyo.