lunes, 17 de noviembre de 2008

Buenas noticias de mis amigos

He estado un tanto ausente en las últimas semanas y en todo este tiempo han pasado muchas cosas y muy buenas en lo que algunos llaman la república de la poesía. La cuestión es que muchos de mis amigos escritores me han dado motivos para la alegría y desde aquí quiero compartir esas buenas noticias, aunque son tantas que no sé ni por donde empezar y seguro que me dejo alguna en el tintero.

Como cualquier orden es aleatorio y no recuerdo bien la cronología de los acontecimientos comenzaré con el inimitable Paco Sevilla, ya que esta Domadora que os escribe tuvo la gran suerte de ser la encargada de comunicarle, en primicia, lo que poco después le confirmarían desde Radio Nacional de España: que ha sido el ganador del Premio Ojo Crítico de Poesía de este año. Paco, que siempre anda en las nubes, no había contestado a las ocho llamadas que desde el ente público le habían hecho para darle a conocer su suerte porque, según me explicó, "estaba en la ducha". Sea como fuere, quien le conozca ya no pondrá en duda que todavía existen algunos premios literarios limpios, porque Paco no es precisamente lo que se llama un "animal político" de esos a los que se les regala un galardón por estar bien situado. Al margen de todo y de todos, Paco es un tipo excepcional y, quizá por eso mismo, el premio -otorgado a su libro 120 páginas sin lluvia- le llega de una forma inusual, si hacemos caso a lo que cuenta el blog del ente público en el que se dice que "de manera absolutamente excepcional y sólo por respeto y comprensión hacia la pura labor del jurado, RNE acepta la decisión irrepetible de otorgar el Premio de Poesía Ojo Crítico del año 2008 de manera ex aequo" a Paco Sevilla y a Esther Ramón, por Reses.
En fin, ¿qué más puedo añadir? Tan sólo trasmitirles mi enhorabuena a ambos. Aunque a Esther no la conozco confío en hacerlo pronto. Desde luego trataré de encontrar su libro para leerlo.

Hablando de premios, en un mismo día recibí la noticia de que mi querida Nuria Ruiz de Viñaspre, mi recuperado amigo Santiago Reparaz y Lola Dublang (polifacética madre de este último) han quedado finalistas del certamen de relatos "Un mundo sin coches", organizado por el Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid. Sus narraciones serán recogidas en El Libro Anual de Vivencias en el Transporte Público, según reza la página web del concurso. De nuevo mi más sincera enhorabuena a los tres.

Para Ana Rossetti también hubo celebración la semana pasada, ya que -con la ayuda de su amigo el también escritor Mario Merlino- ofició la ceremonia de bautismo de su último libro de poesía, Llenar tu nombre (Ed. Bartleby), en el Centro de Arte Moderno. Al acto acudimos muchos amigos de Ana, quien nos invitó a formar parte de la performance como "participantes con certificado de intrusismo".

Por último, el pasado viernes, el diario El País publicó un amplio reportaje a doble página titulado "La República Federal Poética" en el que hacía hincapié en el trabajo llevado a cabo por algunos escritores que, más allá de su actividad literaria, desempeñan una intensa labor promocional como organizadores de eventos y dinamizadores del panorama cultural español. El artículo, que tomaba como excusa el festival 2008 Poetas por Km2, destacaba la labor desarrollada a este respecto por Antonio G. Villarán, El Cangrejo Pistolero, junto a la de Pepe Olona, Eduard Escoffet, Elena Medel, Gonzalo Escarpa, Yolanda Castaño y Ben Clark.


¡QUE VIVA LA REPÚBLICA... Federal Poética!
Publicar un comentario en la entrada