miércoles, 2 de abril de 2008

Valiente

Le daban miedo las pisadas
las puertas entreabiertas
las cortinas
los pies de las esfinges
la lengua de los gatos.

Le asustaban la risa de los viejos
y las fotos de niños con corbata
los osos de peluche
las gaviotas de cine
de los años sesenta.

Temía sobre todo
ver llorar a su padre
recorrer un pasillo
cortarse con papel
y morir cada noche.

Pero era tan valiente
que miraba a los ojos
y derramaba el alma
y decía te amo
y era cierto.

Poema perteneciente al libro "Aunque cubras mi cuerpo de cerezas" y foto de la presentación que tuvo lugar en la galería Catarsis en octubre de 2005. Este poema es quizá el favorito de Alfonso González-Calero y a él se lo dedico, aunque sé que rara vez pasa por aquí porque la tecnología no es lo suyo.


Publicar un comentario en la entrada