domingo, 27 de abril de 2008

El dragón que se comió la esperanza

Érase una vez, un Dragón Tragón que se comió todos los sueños y las esperanzas del mundo. Por cada sueño tragado, al dragón le había crecido una enorme burbuja, y cada una de ellas era de un color distintos, porque también eran distintos los deseos de los niños a los que había arrebatado la alegría.

Por suerte, el dragón se había vuelto perezoso. Con tanta felicidad a sus espaldas, apenas salía de su cueva, porque no necesitaba nada más para vivir que la alegría que guardaba en sus relucientes jorobas. Por eso, cuando la mujer más sabia del lugar pidió a las damas y a los caballeros más valientes que le dieran caza, sólo les hizo falta un poco de astucia y la protección del Hada Plateada para llevar a cabo su hazaña.




Con gran alboroto y manojos de plumas de aves tropicales, los miembros de la avanzadilla lograron hacer que el dragón se retorciera de cosquillas y saliera de su refugio en busca de lugares más tranquilos.



Pero alguien había anunciado a los cuatro vientos la llegada del Dragón Tragón a un bonito pueblo situado en medio de un bosque, y los niños y niñas de aquella villa a la que el dragón había robado la esperanza se unieron para dar caza al monstruo y liberar el precioso material con que cubría su cuerpo.

Todos a una se abalanzaron sobre el perezoso y lento Dragón Tragón para explotar los coloridos globos. Cada vez que uno estallaba, de su interior renacía un sueño, un poema, o una esperanza y, al tiempo que el mundo volvía a recuperar la luz que emanaba de las sonrisas infantiles, mientras sus voces entonaban los versos que caían en sus manos, el dragón se iba debilitando hasta que, vencido, se deshizo en un montón de polvos arcoíris que la brisa de la mañana se encargó de barrer con un beso de sol perfumado en jazmines.

video

Esta actuación infantil de La Domadora de Elefantes, titulada "Entre todos", tuvo lugar ayer, día 27 de abril de 2008 en el Parque de la Concordia de Guadalajara, con la colaboración de Laura Rincón como pregonera y Celia González Iglesias como Hada Plateada. Se realizó con motivo del Día de la Esperanza de la ONG Intermón Oxfam.

Fotografías: Rafael Iglesias / Vídeo: Pedro A. García Chain

Para escuchar el vídeo sin interferencias apagad el sonido general del blog en el casete que aparece más abajo en la barra lateral.

Publicar un comentario