viernes, 15 de febrero de 2008


"Urban Castaway"

(Happening en la ciudad)
una performance de Gracia Iglesias

para LA REVUELTA SUREÑA

La palabra “castaway” significa náufrago en inglés, pero proviene de un modismo compuesto por dos palabras; “cast away” (marcando la separación a la hora de pronunciar), que significa “desechar”. Bien podría esta actuación haberse llamado “náufrago urbano”, simplemente, pero al emplear la palabra inglesa, con el citado antecedente y asociación de palabras “náufrago-desecho”, se añaden connotaciones que no existirían en la versión castiza. Bien pensado, un mensaje en una botella, si no es recuperado, abierto, desentrañado... no es más que un desperdicio.



Como un naufrago urbano, el poeta lanza su palabra en espera de que alguien la encuentre. Cada poema es un mensaje que nace de su más profunda intimidad. Los libros, como botellas a la deriva, esperan en el mar abarrotado de las librerías la mano salvadora que los saque del agua y los destape; sólo así habrá alguna esperanza para el poeta que aguarda en la isla que él mismo ha creado.


Una mujer sale a la calle con un “vestido” conformado por botellas transparentes, cada una de las cuales contiene, según se puede apreciar, un papel enrollado. Comienza a caminar en silencio, entre el ruido que conforma el choque de las botellas de plástico y sus tapones mientras anda. El ruido de varios cencerros se une al escándalo para atraer la atención de los viandantes

Durante el camino algunas de las botellas que conforman la cola del peculiar traje van siendo desprendidas, pero quienes quieran saber lo que contienen las hojas que hay dentro tendrán que hacer un esfuerzo por romper el envase de plástico o llevárselo a casa para conseguir abrirlo en la intimidad. Muchos desistirán en el empeño y la poesía será sólo un desperdicio urbano.

Publicar un comentario en la entrada